EL PENSAMIENTO BASADO EN RIESGOS SEGÚN LA NUEVA NORMA  ISO 9001: 2015

EL PENSAMIENTO BASADO EN RIESGOS SEGÚN LA NUEVA NORMA ISO 9001: 2015

Según la nueva Norma ISO 9001: 2015, el pensamiento basado en riesgos es esencial para lograr un sistema de calidad eficaz, alcanzar mejores resultados y prevenir los efectos negativos.

Las organizaciones de todo tipo y tamaño enfrentan factores e influencias, internas y externas, que crean incertidumbre sobre si ellas lograrán o no sus objetivos. El efecto que esta incertidumbre tiene en los objetivos de una organización es el “riesgo”.

Toda organización necesita planificar e implementar acciones para abordar los riesgos y oportunidades. Las oportunidades pueden surgir como resultado de situaciones favorables para lograr los objetivos organizacionales. Los riesgos al contrario surgen como resultado de situaciones desfavorables que dificultan el logro de los objetivos.

La Norma ISO 9001: 2015 establece requisitos para que la organización entienda su contexto (apartado 4.1) y determine los riesgos como base para la planificación (apartado 6.1). Esto representa la aplicación del pensamiento basado en riesgos a la planificación e implementación de los procesos del sistema de gestión de la calidad (apartado 4.4)

El proceso para la gestión del riesgo comprende las siguientes actividades:

  1. Identificación del riesgo
  2. Análisis del riesgo
  3. Evaluación del riesgo
  4. Tratamiento del riesgo
  5. Monitoreo y revisión

Corporación Líderes ha diseñado un TALLER DE “GESTIÓN DE RIESGOS”, que explica las principales técnicas que se pueden utilizar en el proceso de gestión del riesgo, considerando su identificación, análisis, evaluación, tratamiento y monitoreo, con el fin de poner en marcha controles preventivos, tomando como referencia a la Norma ISO 31000 de Gestión del Riesgo. Se presentan formatos y matrices listos para utilizarse, a fin de facilitar la implementación de este nuevo requisito en cumplimiento con la Norma ISO 9001: 2015

Entradas Relacionadas