T-learning: Una modalidad de aprendizaje innovadora

T-learning: Una modalidad de aprendizaje innovadora

Es por ello que se puede mencionar al T-learning (Transformative Learning), un concepto acuñado por Aption Network, si, lo sé, en la práctica, estos “términos técnicos” se ejecutan naturalmente cuando se usan recursos tan comunes como las redes sociales, los medios electrónicos y; claro, al mezclar aulas presenciales y virtuales en las estrategias formativas; sin embargo, con el T-Learning o aprendizaje total, debemos conducir a los usuarios a la globalidad, ofreciendo una gama más amplia de fuentes informativas que contribuyan a generar mayor interés en los contenidos.

Esto significa que el usuario es el centro y debemos permitir que aprenda por sí mismo, para conseguirlo, cuando se implementa un proyecto basado en T-Learning, se deben contemplar tres claves importantes:

  1. Necesidad: la temática debe enfocarse en lo que se necesita saber y su aplicación. Por eso debe ser útil y alinearse a uno o varios objetivos de aprendizaje.
  2. Pertinencia: analiza que el contenido sea el adecuado para cumplir las metas de aprendizaje. Algunos expertos temáticos caen en el error de poner contenido innecesario, haciendo a los cursos largos y tediosos, para evitarlo siempre se debe contemplar el perfil del usuario cuando ingresa y concluye el programa formativo.
  3. Trasferencia del conocimiento: comprender y aplicar lo aprendido dentro del campo de actuación personal o profesional del usuario es vital, si alineas adecuadamente los objetivos de aprendizaje, podrás generar cursos, recursos y actividades que logren ser fácilmente aplicados.

Con esta base podrás pasar a la selección de las herramientas tecnológicas, aquí se establecen los requisitos fundamentales para que el curso sea funcional como la conectividad, adaptabilidad, ubicuidad y usabilidad. Por otra parte, contempla elementos como el trabajo en equipo, compromiso, innovación, creatividad y dedicación fusionados en propuestas audiovisuales, de investigación e intercambio de experiencias.

Finalmente, la integración exitosa de esta modalidad se da por medio de la intervención directa del usuario y su propia construcción del conocimiento, por eso ofrece micro programas de capacitación, píldoras informativas, noticias para la actualización de conocimientos y cualquier otro parámetro que genere curiosidad para indagar.

Todo un desafío ¿verdad? Cuando pongas en práctica estas recomendaciones, no olvides considerar que diseñador instruccional del proyecto debe ser innovador e inclusivo para generar estrategias donde todos puedan sacar provecho y sentirse comprometidos con el proceso de capacitación yendo más allá de la temática.

Entradas Relacionadas